Cerro Tronador

Foto de San Carlos de Bariloche, Cerro Tronador -

Informacion sobre Cerro Tronador

El Cerro Tronador es el más alto de la región, con 3554 m.s.n.m., posee tres picos: el Argentino, el Chileno, y el internacional; y 8 lenguas glaciares. Su nombre proviene del ruido producido por las avalanchas de hielo y nieve.

Para llegar al cerro tronador desde la ciudad de San Carlos de Bariloche, se comienza por la calle Onelli que conduce a la RN 258. Se rodea el lago Gutiérrez y se atraviesan los ríos Pilmayén y Malgarejo. Más adelante se bordea el lago Mascardi. Continuando surge más adelante a la derecha la RN 254 y camino Tronador.

En la base del cerro Tronador se encuentra el área de Pampa Linda en el que se encuentra el Guardaparque. Aquí comienza el sendero de trekking donde hay diversas opciones, como: refugio Otto Meiling, Paso de las Nuves, laguna Ilón, glaciar castaño Overa, Refugio Tronador (viejo), cerro volcánico, mirador del Valle, y refugio Italia.
Para llegar al refugio Otto Meiling la caminata durará entre 2 y 4 horas, se encuentra a 2050 m.s.n.m. y a una distancia de 18 kilómetros de la base.

Por el otro camino, desde la base del cerro Tronador, se puede llegar al Ventisquero Negro, con una caminata que puede durar entre 2 y 3 horas. Aquí se puede encontrar el mirador Morrena, con una espectacular y única vista en la que se encuentra aprecia una laguna y a lo lejos se divisa el glaciar principal, Río Manso, donde sucede el arrastre por hielo cantos, rodados pedregullo y tierra.

A unos 2 Km más adelante, a 1150 m.s.n.m. se encuentra en la base del cerro Tronador, la confitería Los Ventisqueros ideal para descansar y retomar energías después de la caminata.

Retomando la marcha, a unos metros de la confitería, se encuentra un gran anfiteatro rocoso llamado Garganta del Diablo, que posee un espectacular hilo de agua que cae desde gran altura producto del deshielo.

La Cascada de los Alerces constituye una variante de la excursión mencionada. En lugar de cruzar el puente sobre el río Manso Medio, se continúa por el camino bordeando el Lago Los Moscos y el río Manso, hasta llegar a una senda de 300 metros que arriba a la imponente cascada, en un bello entorno de alerces y musgos, donde se puede observar el río Manso precipitándose fuertemente entre las rocas, a lo largo de un desnivel de 20 metros.

Escribe una Opinion

Últimas Opiniones

Ricardo (Salta, Argentina)

Espectacular lugar, lo visite en verano y es hermoso por la diversidad de colores que se encuentran.

Valoración:

Lugares Cercanos